FOTOS/OPINIONES




“RENACER. Así vivo la terapia, como un renacimiento. Descubrirme de nuevo a mí mismo, a mis relaciones, al mundo, aprendiendo a recibir todo el espectro de emociones, sentimientos y realidades del entorno; dejando de mirar solo por una pequeña rendija.

Es un largo, duro y apasionante proceso personal y/o familiar en el que se necesita una ayuda muy especial para salir de la falsa seguridad y descubrir y  superar esos trastornos, muchas veces desconocidos para nosotros mismos, que, enraizados en los primeros compases de nuestra vida, la condicionan totalmente, impidiendo nuestra propia felicidad y la de los que nos rodean, los que más queremos. Es más, y esta es mi principal motivación, si no tenemos la valentía de enfrentarnos a ellos y superarlos, se transmitirán en nuestros descendientes generación tras generación, privándoles de la felicidad a la que tienen derecho.

La terapia, dirigida con la maestría, inteligencia, comprensión, honradez y generosidad demostradas por Edurne, me está posibilitando el cambio de ciertas creencias profundas, esquemas mentales, respuestas emocionales y percepciones acerca de mí mismo y de los demás, que me ha abierto, junto con mi familia, a unos vínculos más sanos, más seguros y a saber disfrutar de la vida. Solamente me arrepiento de no haber entrado en este camino hace tiempo, hubiera ahorrado sufrimientos inútiles a muchas personas”. A.S.M

A %d blogueros les gusta esto: